Vos no sos tu destino. Sos el camino que vos mismo te abrís…